guia-streaming-cero

El año 2022 será, sin duda, el año del streaming. No solo los grandes creadores de contenido seguirán trabajando con este tipo de consumo audiovisual. También las grandes empresas, los profesionales independientes y cualquier usuario se van a lanzar a emitir. Por muchos motivos: objetivos comerciales, difusión o inicio de proyectos personales e incluso por mero entretenimiento.

Esto hace que muchas personas se pregunten cómo iniciar un streaming desde cero. Puede ser un campo bastante dificultoso para quien no conoce nada y no sabe cómo empezar. Y es que son muchas las cosas a tener en cuenta. Desde la elección del servicio de streaming hasta las cámaras y los micrófonos necesarios, pasando por otros asuntos de especial interés: luces, difusión en redes sociales o en las webs, etc.

Son muchos los clientes que se dirigen a nuestro estudio audiovisual Asta13 con intenciones de iniciar su streaming. Ponemos a su disposición nuestro servicio de dotación técnica y le ofrecemos una guía formativa para llevar a cabo su proyecto.

Hemos preparado una guía completa para hacer streaming desde cero. En ella incluimos, de manera general, todos los recursos que hay que tener en cuenta para llevar a cabo el streaming que se desea.

Primeros pasos: diseñar el formato

Este primer trabajo intelectual. En otras palabras: hay que pensar y diseñar qué y cómo se quiere comunicar. Esto es esencial, porque de ello dependerá el tipo de formato, el estilo del layout e incluso los aparatos extra con los que habrá que contar para la emisión.

Ese diseño es lo primero que solicitamos a nuestros clientes a la hora de asesorarles sobre el equipo necesario y cómo dar los primeros pasos para streamear. En la mayoría de casos, la gente que acude a Asta13 ya tiene claro qué objetivos quiere conseguir y cuál es la línea estética a seguir. En los que no, nuestro equipo suele ofrecer una orientación clara para que todos los pasos posteriores sean los más adecuados.

La plataforma de emisión

Twitch es la palabra que más se pronuncia cuando se habla de la plataforma de emisión en streaming más adecuada. Y es cierto, el proyecto de Amazon es el que ha ganado, con ventaja, la carrera de la creación de contenidos.

Son decenas de miles los usuarios que, a nivel global, entran todos los días en Twitch. Además, es un espacio totalmente pensado para el streaming en todos los sentidos. De esta manera, Twitch es el mejor escaparate para quien quiere streamear desde cero.

Existen otras opciones, como realizar directos en otras plataformas como Youtube o codificar el streaming incluso en las páginas web de la propia empresa, pero Twitch es la mejor opción para quien quiere hacer creación de contenidos desde cero y sin mucha experiencia.

Y esto es así porque la propia plataforma ‘tutoriza’ a los usuarios e incluso cuenta con herramientas técnicas para crear un layout, una estética, etc.

Esto hace que el 90% de los creadores de contenidos, tanto particulares como de empresas, estén eligiendo Twitch. En este enlace la propia plataforma explica una guía propia para conocer todas las herramientas que tienen.

En general, los streamer utilizan el software OBS o el propio de la plataforma, el Twitch Studio, pero existen otras herramientas como las reflejadas en Twitch.

Las herramientas audiovisuales

Cámaras, micrófonos, luces y elementos adicionales hasta el infinito. Para iniciar un streaming basta con un ordenador con cámara, pero lo cierto es que si se desea llegar a un mínimo de calidad, hay que pensar muy bien cómo hacerlo. Y equiparse, claro.

Características de las cámaras para streaming

La imagen lo es todo en el streaming. Por eso, elegir una cámara que ofrezca un resultado suficiente para estar a la altura es importante. Hace unos años esto suponía hacer una gran inversión, pero hoy en día se puede lograr el equipamiento adecuado sin que esto suponga gastar todo el presupuesto.

Aunque se ha señalado que la propia webcam del monitor o del portátil pueden ser válidas, es obvio que estas no ofrecen la calidad suficiente. Es mejor adquirir una webcam externa. Están mucho más preparadas para ofrecer la respuesta deseada.

Es importante tener en cuenta que la cámara elegida utilicen el estándar UVC. ¿Qué quiere decir esto? Que se trata de una cámara que conecta con el ordenador por USB y no necesita de ningún software o instalación. Además, son compatibles con todos los sistemas operativos.

Casi cualquier cámara UVC de rango medio se puede convertir en la mejor cámara para streamear.

Como detalles adicionales, siempre será más interesante trabajar sin el focus automático, pues suelen dar resultados no muy interesantes. Y si se trabaja sin realización en directo, es una buena idea preparar el tiro de cámara y fijar el enfoque, este problema se eliminará de un plumazo.

Obviamente hay opciones más profesionales, pero esta es una guía para hacer streaming desde cero y este tipo de cámaras son las que mejor responden a un perfil amateur.

Características de los micrófonos para streaming

¿Cosas a tener en cuenta? Muchas. Pero pensando en quienes quieren hacer streaming desde cero, en esta guía ofreceremos solo algunos detalles a tener en cuenta.

A la hora de mirar modelos de micrófonos aparecerán términos complejos como respuesta de frecuencia, impedancia patrón polar, etc. No hay que echarse las manos a la cabeza: son especificaciones técnicas que se han de tener en cuenta, pero para unas primeras experiencias en Twitch hay una gran variedad de posibilidades interesantes.

Lo importante es que el micro sea, igual que la cámara, de tipo USB. Estos micrófonos para streaming son interesantes porque permiten, de nuevo, conectar directamente al PC de manera fácil y rápida.

Respecto al patrón polar, esto se refiere, de manera muy sencilla, a la dirección desde la que el micrófono recoge el sonido. Siempre se optará por micrófonos unidireccionales, puesto que solo hay una voz que se quiere registrar, la del streamer, y así se elimina en lo posible el ruido.

Un último detalle técnico: mejor si el micro elegido no supera los 600 ohmios de impedancia. Ofrecen un sonido más profesional, nítido y de calidad.

Los auriculares streamers

Los cascos son ese otro complemento que se han convertido en un icono dentro de la estética de los streamer creadores de contenido. 

Quizá es el elemento menos importante dentro de los ‘imprescindibles’, e incluso hay streamer que no invierten demasiado en ellos. Pero como el gasto tampoco es especialmente elevado, en Asta13 hacemos un repaso a lo que hay que tener en cuenta si se quieren comprar auriculares para streamers.

Obviamente, serán más necesarios para quienes hacen sesiones de gaming o los que interactúan con videollamadas o similar.

En resumen, lo que se busca de los auriculares que ofrezcan comodidad, ya que se van a llevar durante muchas horas puestos. Adicionalmente, que no sean especialmente pesados y, por supuesto, que la calidad de sonido sea alta y ofrezca un resultado envolvente.

De manera extra, últimamente se llevan los cascos sin cable, puesto que dan la posibilidad de que la amplitud de movimientos del creador de contenidos sea mayor. También recomendamos que estos no lleven micrófonos incorporados, para evitar interferencias o molestias estéticas al tener ya un micrófono de mesa listo para usar.

Las mejores luces para el set

 Una cámara de la mayor calidad no es nada si el espacio que debe grabar no está perfectamente iluminado. La luz natural no es la mejor opción, puesto que un día nublado o el cambio que se produce al atardecer, por ejemplo, son puntos negativos para la calidad de imagen.

Por eso, siempre se debe optar por una iluminación artificial y perfectamente controlada. Para ello, existen en el mercado distintos arcos de luz led que resultan útiles. Se pueden conseguir con un coste mínimo.

Lo importante es jugar con un par de aros de luz o lámparas que rellenen el espacio y eliminen sombras. Adicionalmente, se colocará un aro de luz o pantalla frontal para iluminar el primer plano.

Jugar con los distintos focos de luz ante la cámara hará que el streamer vea fácilmente qué es lo que funciona y qué no da los mejores resultados. Con un rato de pruebas y dos o tres lámparas y un aro de luz se pueden obtener resultados muy profesionales.

Otros accesorios para el streaming

Más allá de los elementos esenciales, ya detallados, existen un montón de complementos extra que se pueden utilizar para las emisiones. Otros accesorios para el streaming pueden ser los brazos o soportes de micrófono, los paneles acústicos para mejorar el sonido ambiente, las capturadoras de vídeo para los gamers o los stream deck, que merecen un espacio aparte.

Los stream deck son paneles con distintos botones a los que se les vincula una acción de manera automática: son atajos que, con simplemente tocar un botón pueden realizar acciones como lanzar un sonido o un vídeo predeterminado.

Esto ofrece un plus de profesionalidad ya que permite introducir ciertos elementos de realización en directo sin que haya más personas tras las cámaras.

Todos estos complementos son los que generalmente entran en las recomendaciones de Asta13 para aquellas personas que buscan asesoramiento sobre el equipamiento necesario para hacer streaming desde cero. Contacta con nosotros para que nuestros especialistas preparen un quit que se adapte a tus necesidades.